Cargando...

Arte Torre Iberdrola

Desde Torre Iberdrola queremos remarcar nuestra apuesta por el arte y la cultura con la exposición de obras de diferentes artistas vascos, en un entorno único, como es el vestíbulo del edificio.

El enorme mural “Natura Imaginis”, creado por el pintor Jesús María Lazkano, es una de ellas. Se trata de una obra de grandes dimensiones- 6 metros de alto por 15 de ancho- que recrea las raíces de la reserva natural de Urdaibai, donde el autor vive y trabaja. Dividida en seis plafones, representa las cuatro estaciones.

Asimismo, el vestíbulo de la Torre cuenta con una escultura de Cristina Iglesias “Cúpula inclinada suspendida” (Rendez-vous with rama): unas celosías suspendidas del techo que tienen una luz artificial diseñada expresamente, de tal forma que se proyecta el texto que contiene la obra en el suelo del vestíbulo.

A estas obras, se suman los cuadros de Darío Urzay, “Pasaje Nocturno I y II”, trabajos realizados sobre una base fotográfica. Para ello, el autor abordó algo tan relacionado con la energía como es la luz y, al mismo tiempo, decidió que la propia construcción de Pelli sería una referencia para el comienzo de las pinturas. Así, el autor consiguió, entre otras cuestiones, que sus piezas sean parte del contenido emocional de la torre.

Más recientes son las obras de otros tres creadores de primera fila del arte vasco actual. El bilbaíno Txomin Badiola, quien inició en los años 90 sus trabajos basados en construcciones a partir de materiales industriales de bricolaje cuando residía en Nueva York, muestra la pieza “Si la memoria no me traiciona 3 (entelequia)”. Se trata de una muestra de esta mezcla de materiales.

A pocos metros de ella, el pintor y grabador José Ramón Amondarain expone una de sus creaciones, “Stella Richter”, que representa un cuadro lleno de colorido dentro de otro cuadro. El artista está considerado como uno de los más significativos renovadores del lenguaje pictórico de los últimos años.

Por su parte, Asier Mendizábal expone “Hard Edge” Hard Edge #2 y Hard Edge #3 , dos grandes piezas de madera que miran a las cristaleras del hall como si fuesen dos troncos de árboles, en una clara referencia a la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente que promulga la torre.

VISITA DE ANTONIO LÓPEZ

El prestigioso pintor-escultor manchego Antonio López ha contemplado Bilbao desde la azotea de Torre Iberdrola con la idea de pintar un cuadro desde este punto, el más alto de la ciudad, que refleje la transformación urbanística que ha experimentado la capital vizcaína en las dos últimas décadas.López expresó su deseo de situar la emblemática torre como punto de referencia para su nueva creación. El artista es conocedor de la importante transformación y regeneración urbanística que ha vivido Bilbao y lleva tiempo pensando en plasmarla en un lienzo de grandes dimensiones.

Hablemos

Si necesitas más información o que nos pongamos en contacto para resolver dudas o concertar una cita, envíanos tus datos a través de este formulario.

He leído y acepto la información legal

Iberdrola KutxaBank